TEMPLARIOS DEL VINO │COMUNIDAD

En aquella madrugada inolvidable mientras todos dormían en el sereno de la noche yo soñaba despierto, en una mano mi copa, en la otra mi pluma que escribía los capítulos de mi primer libro “El Vino, Sócrates y Yo”, y entre sorbo y sorbo descubría una vez más en el vino un camino desbordado de historias, de cultura, de filosofía, sensibilidad y amistad.

En aquella noche embrujada de fantasías liquidas, no solo nació mi primer libro sino también el deseo desenfrenado de crear un espacio, un pequeño universo capaz de reunir a aquellos hombres y mujeres de buena fe, amantes del buen vino, la alta gastronomía y la buena mesa, para celebrar la vida y la amistad alrededor de una generosa copa de vino.

Así nace la Cofradía “TEMPLARIOS DEL VINO”, un 21 de Septiembre del 2012, con el fin de estudiar, difundir, y disfrutar la cultura del vino en todas sus expresiones culturales y artísticas pero siempre  en completa amistad y armonía.

CABALLEROS TEMPLARIOS

Poderosa orden religiosa-militar surgida durante la Edad Media (1118 dc) que tenía como finalidad original la de proteger a los cristianos que peregrinaban a Jerusalén tras su conquista. Fueron además los reconocidos guardianes del Santo Grial.
 
Estaba compuesta originalmente por 9 caballeros liderados por su fundador Hugo de Payns.

Hoy, más allá de las estelas de leyendas que los CABALLEROS TEMPLARIOS nos dejaron, rescatamos su consagrada devoción, fortaleza, y espíritu guardián para así congregar en esta “Cofradía” a aquellos amantes del vino que tienen la sensibilidad necesaria para encontrar en cada botella, en cada copa, el misterioso duende que con mensajes de matices, aromas y sabores nos cuenten las historias de vendimias pasadas, y así convertirnos en devotos guardianes del buen vino, capaces de peregrinar por cada buena mesa hablando de el en su justa dimensión divina, y en nuestras locuciones resaltar siempre el trabajo de aquellos soñadores que se desvelaron cada mañana para cuidar las viñas, de los soñadores que forjaron en un sueño su personalidad y la embotellaron para que los poetas amantes del buen vino de manera apasionada compartan su magia en una buena mesa.

APRENDER – DISFRUTAR – COMPARTIR

Una Comunidad hecha para TI

ÚNETE a nosotros

https://www.templariosdelvino.com/

ENTRE EL VINO Y MI ALMA

Te descorcho en silencio para brindar con el alma mía.

Esta alma mía que viene empujando la vela de mi barca, atravesando remansos y tempestades, pero siempre empujando la vela que mueve la barca de mi vida.

Si, hoy quiero descorcharte, para brindar por el alma mía, porque le debo un poema, porque en sus alas pesan las ausencias y lejanías de mi tierra.

Mientras danzas en mi copa, tu rojo color purpura evoca la lujuria eterna de mis días y pasiones brunas, mientras que en el brillo de esta copa se pasea sigilosa la luna.

Si, hoy quiero brindar por el alma mía.

Despiertas mientras te agito, y tus jóvenes fragancias reviven las letanías de mi infancia cargadas de sueños y esperanzas y al llevarte a mi boca te despliegas gallardo y elegante mientras mi alma juguetea en tus sueños líquidos como niño errante.

Alma mía, sé que un día volveré a verte libre como antes, por delante de mis sueños y quimeras, pero también sé que un día te iras yendo despacito, en puntillas, sin que lo note, como copa a copa se esta yendo este vino y tu romanza será así parte del infinito.

Si, hoy quiero brindar por ti alma mía, porque jamás te siento derrotada, es seguro la causa plena de seguir viéndote enamorada, de mis amores y amigos y las fragancias este buen vino.