TAPAS │Historia y EVOLUCIÓN

La TAPA como tal comenzó en el siglo XVIII cuando en las posadas y tabernas de la época se empezó a poner un trozo de pan para tapar el vino para que no entraran las moscas.

A partir de entonces los clientes de estas posadas aparte de beberse su vino se comían el pedazo de pan, comenzando así la competencia entre las distintas posadas por ver cual ponía la mejor tapa para atraer al mayor número de clientes posible, evolucionando hasta lo que ha llegado hasta nuestros días.

Esta evolución nos lleva a la necesidad de diferenciar el concepto de TAPA del de cocina TRADICIONAL ESPAÑOLA ya que la TAPA ha evolucionado con la “globalización de la cocina”

Cocina tradicional: la cocina tradicional española es la que como su propio nombre indica es la que se ha comido en España toda la vida, son los platos salidos de las necesidades del pueblo con los alimentos a su alcance, si observamos, casi todos los platos más típicos son con productos sencillos, papa, huevo, legumbres… en fin, todo lo que el pueblo tenia a mano para crear estos bonitos platos como son la tortilla papas, el gazpacho, las lentejas guisadas, la paella, y un sinfín de platos.

En definitiva es la comida que en los hogares españoles siempre se come generación tras generación, pues algunos de estos platos se han llevado al concepto TAPAS y son parte de este concepto pero no tiene por qué ser por norma general.

Concepto TAPA:la TAPA en su caso no tiene por qué ser cocina tradicional en si misma sino que es un concepto, la cultura de compartir pequeños bocados con amigos y familiares.

Por tal razón no deberíamos pensar que la TAPA es solo cocina tradicional aunque la una sin la otra estarían cojas.

Un concepto culinario donde siempre hay mucho que aprender, porque una NOCHE de TAPAS en ARMONÍA con los VINOS adecuados marcaran siempre una enorme diferencia.

Medallón SELVA NEGRA │ARMONIAS

Selva Negra es un macizo montañoso ubicado en el suroeste de Alemania, caracterizado por la presencia de imponentes bosques de abetos que dan al paisaje esa oscura apariencia que lo hacen naturalmente único. Los romanos durante su ocupación la llamaban Populus nigra, inspirados precisamente en la oscuridad que caracteriza tanto el tránsito como los caminos por esos espesos bosques que la pueblan. Al transitar por ellos encontramos deliciosos frutos rojos del bosque que contrastan en cierta época del año con las nevadas laderas del macizo.

Este Medallón Selva Negra representa en su forma de emplatarlo una recreación de ese paisaje.

– El medallon es el macizo montañoso

– La salsa de blue cheese la nieve que lo cubre

– Los frutos rojos (arandanos, frambuesas o cerezas) que mencionábamos.

– Las berenjenas y el romero las vegetación y abetos que ilustran el paisaje.
UN PLATO fácil de hacer en casa, solo necesitaras:

– Medallon de Res importado (Angus preferentemente)

– Mermelada de frutos rojos

– Arándanos, frambuesas y/o cerezas confitadas – Berenjenas (al grill con sal y orégano)

– Papas

– Crema de leche

– Blue cheese

– Sal y pimienta al gusto

Recomendamos termino de cocción no mayor a 3/4

ARMONÍAS….vamos a definirlas!!!

1- La presencia de carne de res me agradecerá la presencia de un buen tino

¿Pero que tipo de tino? Como es un medallon de res importado y/o angus que tiene una sutil presencia de grasa en su marmoleado vamos a buscar tintos de cuerpo medio a robusto (Ejemplo: Malbec, Merlot, Carmenere y naturalmente un Cabernet Sauvignon.

Este ultimo siempre y cuando el termino de cocción no sea bien cocido, por tal razón recomendamos que dicho termino no sea mayor a 3/4.

2- Veamos su salsa y complementos.

Aquí tenemos naturalmente una salsa a base de blue cheese, que estará integrada a una base de crema de leche que atenuara en cierta medida el clásico sabor envolvente del queso azul, no obstante le darán al plato ese carácter o acento de sabor profundo. Esto ultimo nos refuerza la elección de un tinto potente para que pueda enfrentar esos sabores tan marcados.

3- Finalmente los frutos rojos que colocaremos al momento del montaje le darán frescura a cada bocado. la idea es llevar a la boca un poco de cada ingrediente que componen el plato (Carne + salsa + frutos rojos) y ver como se juegan e integran en la boca.

Esta ultima razón es por la que elegimos un vino de corta crianza, que me pueda aportar no solo esas notas sutiles a madera que pocas veces sobran con los platos de carnes rojas sino tambien porque mantienen vivas sus frescas notas frutales.

ARMONÍAS sugeridas

– Malbec con cierta crianza en madera

– Dante Robino Malbec (10 meses roble americano)

– Ribera del Duero Roble (4 a 6 meses crianza madera)

– Vizcarra Senda de Oro

– Carmenere con crianza en madera

– Santa Helena Gran Reserva Carmenere (Chile)

VINO Y GASTRO ASIATICA

Dependiendo de la materia prima básica del plato, pollo, cerdo, pescado utilizaremos desde tintos, rosados, blancos, espumantes y hasta finos de jerez, pero por lo general nos encontraremos con platos con marcados acentos de sabor, por lo que nos llevara a considerar vinos que puedan manejar esos sabores bien protagónicos.

En líneas generales buscaremos:

Tintos: Desde los Carmenere de Chile hasta los Red Blend o Zinfandel de California, estos últimos por su azúcar residual ayudaran a mitigar salsas o especias fuertes que a menudo están presentes en estas gastronomías. No descartar un joven Pinot Noir, jovial Beaujolais que, con su impactante nota a frutos rojos, importante acidez propios de su juventud y servido fresco a una temperatura de 15 o 16° C son también magníficos aliados, de hecho, Japón es uno de los más grandes consumidores mundiales de Beaujolais y Pinot Noir.

Blancos: Combinan mejor que todas las alternativas planteadas, pero aquí nos fijaremos en aquellos blancos extrovertidos, aquellos que saltan de la copa con sus fragancias y en la boca se mantienen por más de 8 o 10 segundos. Recomiendo especialmente blancos elaborados con las variedades Sauvignon Blanc, Riesling, Gewürztraminer, Torrontes, Albariño y Verdejo.

Rosados, finos de Jerez, Proseccos, Cavas Brut y Brut Rose y especialmente los espumantes ICE son tambien una gran alianza para la cocina asiática

La mesa está servida.

Les propongo ahora humildemente ahora jugar con las alianzas y maridajes que aquí recomendamos.

SATE DE POLLO THAI | Tailandia
Salsa al curry, leche de coco, salsa de maní tostados, pasta de tamarindo
BLANCOS
o DOMAINE LA BEAUME Chardonnay | Languedoc – Francia
o GRAN VIÑA SOL Reserva Chardonnay, Penedes | España
o SANTA HELENA Selección Directorio Gran Reserva Chardonnay | Chile
o CANYON ROAD Chardonnay | California

KEBABS SEEK | Hindú
Carne de cordero picada, sazonada especias del oriente y servida en salsa de naranja y menta
• TINTOS
o SANTA HELENA Selección Directorio Gran Reserva Carmenere | Chile
o LINDEMANS BIN 50 Shiraz, Barossa Valley | Australia
o GERARD BERTRAND Terroir Languedoc Syrah | Gran Sur Francia
o GRAN SANGRE DE TORO Reserva, Garnacha-Syrah. Catalunya | España

NIGIRI | SUSHI | MAKI| Japón

  • BLANCOS
    • FERNWAY Sauvignon Blanc, Marlborough | New Zeland
    • NALS MARGREID Pinot Grigio, Alto Adigio | Italia
    • RAMON BILBAO Verdejo, Rueda D.O. | España
    • JUVE y CAMPS Reserva de Familia Brut Nature, Cava | España
    • MIONETTO Prosecco Brut, Treviso | Italia
  • ROSADOS
    • VIÑA ZORZAL Garnacha Rose, Navarra D.O. | España
    • PERE MATA Brut Rose, Cava D.O. | España

FILETE SALMÓN EN SALSA TERIYAKY | Japón
A la plancha servido con semillas de ajonjolí, arroz y vegetales salteados.
BLANCOS
o RAMON BILBAO Verdejo, Rueda D.O. | España
o JUVE y CAMPS Reserva Cinta Purpura, Cava D.O. | España
o BORSAO Selección Macabeo-Chardonnay, Campo de Borja | España
o CALVET Sauvignon Blanc | France
ROSADOS
o GERARD BERTRAND Côte des Roses, Syrah-Garnacha | Gran Sur Francia
o JUVE y CAMPS Pinot Noir Brut Rose, Cava D.O. | España
TINTOS
o HAHN Pinot Noir, Monterey | California
o JOSEPH DROUHIN Beaujolais Village | Borgoña

Les dejo un fuerte abrazo, aguardo sus comentarios ante cada una de estas experiencias…..Sante!!!!

Hoteleria y la Alta Cocina

El grado de avance, diversificación y desarrollo que el turismo ha experimentado en estos últimos 10 a 15 años han sido, me animo a decir, mayores a todo el siglo pasado, pero también la gastronomía y el mundo del vino están en momentos de gran evolución, donde no solo no se visualizan límites, sino que el camino al Olimpo de la Gloria sensorial es todo un paseo que da gusto transitar.


En cuanto a la gastronomía, los niños quieren ser cocineros, los medios de comunicación se ven frecuentados más que nunca de programas de cocina y celebres Chef haciendo gala de sus creaciones, también las librerías como poco antes llenas de libros de cocina y para concluir, la apertura casi hasta diaria de un gastrobar o restaurante de alta cocina, todo esto es parte testimonial de este boom que mencionamos.


En cuanto al mundo del vino, nada es diferente. Solo basta ver el auge y crecimiento del Enoturismo que en países como España muestra un crecimiento de un 18.38% en el 2017 respecto al año anterior y el de otros países como Argentina, Chile o regiones vinícolas como California que año a año aperturan en Bodegas, hoteles boutique con extraordinarios restaurantes gourmet, que reciben a un viajero internacional que cada vez valora y gusta más de la buena mesa.


Ante estos cambios y nuevos escenarios la hotelería tradicional va respondiendo y se va reinventando.


Poco a poco la alta gastronomía y la presencia de cavas dentro de los hoteles están dejando de ser servicios de apoyo en muchos All inclusive para convertirse en un servicio casi esencial del mismo donde algunas cadenas ya presumen con distinción sus restaurantes con franquicias de Chef Estrellas Michelin, y otros celebrando cenas gastronómicas especiales trayendo a estas grandes celebridades de la alta cocina.


El cliente ya no solo busca un hotel para descansar y desconectar, busca que su experiencia sea completa.


El mayor número de turistas que ingresan a nuestros países, son personas de gran bagaje cultural, con edades que están entre los 25 y los 55 años, y en su gran mayoría no solo viajan a Latinoamérica, sino a todo el mundo y que experimentan cada vez más en sus países las vivencias de grandes restaurantes gourmet.


Resta mucho por hacer, no solo en las diferentes propiedades hoteleras sino también en cada uno de los destinos turísticos.
Ya sabemos que la Alta Cocina no es patrimonio exclusivo de la cocina francesa, española e italiana solo por citar algunas de las más influyentes, indiscutidas y reconocidas en cada rincón del mundo, sino también que la Alta Cocina es toda preparación culinaria forjada por un pequeño pueblo o lejano país elaborada respetando la expresión de sus productos naturales y presentada con sensibilidad, fantasía y buen gusto.


Por ello es nuestra tarea la de elevar cada día más el nivel de nuestras cocinas. Este nivel da por hecho que nuestros equipos (El chef y sus cocineros) deben continuar elevando su preparación profesional y formal mejorando continuamente sus conocimientos.
Insertar a los equipos de cocinas en jornadas de actualización que incluyan las nuevas técnicas tanto de elaboración como presentación de sus creaciones es parte de el gran desafío.

Hay que tener en cuenta de la Alta Cocina es un departamento de la Dirección de Alimentos y Bebidas y es por consecuencia una de las principales formas de ingreso de un hotel.

En mi opinión y para concluir, quienes no inicien este camino de re ingeniería y transformación y tampoco lo plasmen en sus operaciones, quedarán atrapados en un segmento de mercado que solo les permitirá competir por el precio de sus servicios esenciales.

Un abrazo y hasta pronto